Duele…

Duele apreciar esta triste realidad, cuenta el periodista pinareño Osbel Benítez Polo en la red social de Facebook, ésta que vemos a través de Telerebelde “Canal de los deportes en Cuba”; cuando en el inicio del último partido de la etapa clasificatoria, de la Serie del Caribe son reconocidos cuatro de los peloteros de nuestra área.

Cuatro, de los peloteros que no pusieron bombas en hoteles, no volaron un avión en pleno vuelo, no han financiado a grupos terroristas, solo jugaron o juegan pelota, la pasión de los cubanos.

Entre ellos un antillano, nacido en estas tierras proliferas, de tabaco y ron, cienfueguero, de excelente brazo y formado en los terrenos de pelota de su natal perla del sur. Su único pecado, si es que así se puede llamar, fue tomar la dura decisión de probar su suerte en otras ligas.

En el mejor béisbol del mundo, la MLB, y de paso, ser un campeón. Ser el ídolo de muchos que lo siguen y lo seguirán porque, aunque polémico, es grande como su estatura misma. Yaser Puig mereció que su gente, que su pueblo, que sus seguidores escucharan su nombre bien alto por un canal que es de todos.

Telerebelde “Canal de los deportes en Cuba”; le pertenece al pueblo, al mismo que desde su casa quiso escuchar con orgullo el nombre de un cubano, que, aunque lejos, prestigia a nuestro pueblo. Por sus venas, les guste o no, corre sangre cubana, eso no lo puede cambiar nadie.

En ese sentido no hay justificación para bajar el audio ambiente, para intentar ocultar un nombre que todos conocemos, no porque lo disimulen, dejará de estar en los miles de seguidores que palpitan por sus excelentes jugadas, que polemiza por sus actuaciones, pero lo busca y eso basta.

Dichosos aquellos que puedan contar en sus filas con un grande. Dichosos nosotros, que seguiremos aportando al béisbol y reconociendo la grandeza de cualquier cubano digno, esté donde esté.

Javier Rosales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*