Cabe preguntar si durante la XXV Cumbre Iberoamericana habrá Convenio de Seguridad Social con Cuba.

Cabe preguntar si habrá Convenio de Seguridad Social con Cuba durante la XXV Cumbre Iberoamericana.

  La XXV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, incluidos España y Portugal, está prevista para octubre de 2016 en Cartagena, Colombia -por cierto, será la segunda que tiene lugar allí-  y esta vez, con el lema “Juventud, Emprendimiento y Educación” sobre el que seguro discurrirá la agenda de los países participantes, por ello, quizás, la cita pase sin que se aborde una cuestión de mucho interés  para la población cubana en el exterior, como  El Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social.

  Quedan pocos meses para la reunión, y aún, se desconoce la propuesta que llevará Cuba a la Cumbre, seguro entre tantos temas a debatir el  Convenio no será prioridad para el gobierno de la Isla, a pesar de que es un interés legítimo de los cubanos -digo los ciudadanos cubanos-  quienes están buscando la manera de compatibilizar años de trabajo en el extranjero para el computo de pensiones y jubilación, un derecho del que ya disfrutan trabajadores de Iberoamérica con vida laboral en más de uno de los estados que han firmado y ratificado El Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social.

  Actualmente se estima que casi un cuarto de la población cubana está fuera del país, gran parte de ella podría ser beneficiada por el Convenio, los ciudadanos que integran esa parte de la nación son emigrantes o residentes en Cuba que están de viaje al exterior, se sabe que la mayoría trabajan, o han trabajado, con o sin contrato fuera de Cuba, en ambos casos, ese tiempo de trabajo no contará para su jubilación porque el Estado Cubano prácticamente no tiene acuerdos en materia de Seguridad Social con otros países, sin embargo, otras naciones de Iberoamérica en las que los trabajadores gozan de “menos derechos y protección social” si tienen mecanismos para que sus ciudadanos puedan computar esos años laborales. 

  Según dijo a www.madridhabana.com un directivo, con oficina en España, de la Organización Iberoamericana de la Seguridad Social, OISS, organismos de la Secretaria General Iberoamericana, la entidad rectora de las Cumbres: hasta el año 2015 la OISS tramitó más de 13 mil expedientes a latinoamericanos que compatibilizaron años de trabajo en diferentes países para el cálculo de sus pensiones; agregó que, ello fue posible por la existencia del  Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social, un instrumento que ampara las prestaciones económicas de la Seguridad Social por Invalidez, Vejez, Supervivencia, Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional, y del que a día de hoy son firmantes 15 estados, lo han ratificado por 12 y 9 naciones están en algún paso para implementar.

Importancia del Convenio Iberoamericano en la protección social de los cubanos.

  Qué seguridad social les defiende Cuba a sus nacionales que acumulan años de trabajos fuera. Ninguna. Salvo algún gremio, como los marinos, el resto de los cubanos que consiguieron empleo en el exterior debe saber que sus años es un tiempo de trabajo que cae en el abismo sin que se pueda sumar al que acumuló en Cuba, en tal sentido, urge que la isla actualice sus relaciones internacionales en materia de seguridad social con vistas a respaldar, en lo más elemental, a sus ciudadanos fuera del territorio nacional; es triste que la legislación cubana no reconozca ese tiempo a quienes por su cuenta laboran en otro lugar, eso sí, una vez que la persona se jubile puede volver a residir en Cuba con su pensión en divisas.

  Y es que a nivel mundial por tanta crisis en la económica, conflictos bélicos, drama migratorio, epidemias y alguna que otra catástrofe que ocurre cada cierto tiempo en cualquier lugar, la seguridad social, que deben atender los gobiernos y sus parlamentos es un tema que queda aparcado sin actualizarse de manera acorde a los modelos que impone la globalización laboral.

  Los gremios sindicales han quitado presión al asunto, y aunque no son los responsables oficiales, no ponen suficiente fuerza a favor de los trabajadores que concluyen su vida laboral para que reciban una prestación acorde a su esfuerzo.

  Sentemos como base de análisis, Cuba, una realidad donde la protección social duerme en los brazos del gobiernos y del parlamento bajo el silencio de las voces sindicales sin que las instituciones consideren oportuno buscar protección a quien por su cuenta trabaja fuera del país, allí poco influyen algunas organizaciones con buena voluntad, que como parte de su razón de ser proponen acuerdos y convenios de protección social a nivel sectorial, nacional o internacional, el país debe entender que por el bien de una parte de sus ciudadanos, hoy, son necesarias voluntades mayores en un mundo con economías y mano obra globalizadas, que obliga a las personas a la movilidad laboral.

 Es frecuente escuchar que, “el estados hace ingentes esfuerzos para garantizar la vejez de los trabajadores”, pues una parte de esa acción debe ser informar sobre cuestiones laborales,  tarea que ignora el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social  de Cuba,  MTSS, al dejar sin respuesta los mail de esta redacción enviados al departamento de asuntos jurídicos y relaciones internacionales del  MTSS, para conocer los posibles avances en Cuba en materia de El Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social, cuestión que cubanos residentes en España comentaron online a www.madridhabana.com.

  En noviembre de 2015 una persona -al parecer cubano emigrante- impulsó a través de la web www.change.org una petición de firma para promover una misiva a la Casa Real de España y a los ministros de Exteriores de España y Cuba, con un fin  “Que se añada a Cuba en el Convenio Multilateral de Seguridad Social para las pensiones”, la iniciativa culminó con alrededor de 2 mil rubricas y no fue promovida porque se necesitaban más de 10 mil. Cabe preguntarse cuál fue la causa de la carta y por qué tuvo poco apoyo, sería que solo es interés de un colectivo pequeño. Sin dudas, la causa viene de la necesidad de internacionalizar algo de la seguridad social cubana, por otra parte, es posible que el poco apoyo se debió al desconocimiento de  los cubanos respecto a  El Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social

  En realidad ese acuerdo es solo una de las necesidades de la población cubana en el exterior, que también requiere de acuerdos internacionales para la validación del permiso de conducir, la homologación de títulos académicos y el reconocimiento de la formación profesional.

  Aunque el Convenio es muy importante, es un instrumento casi desconocido en la isla y muchos cubanos imnoran que si Cuba lo tuviera implementado, sus ciudadanos con años de trabajo en Ecuador, España, o cualquier otra nación firmante, pueden validar ese tiempo de trabajo para el cálculo de sus pensiones.

  Según la oficina de la OISS, este es el primero instrumento internacional a nivel Iberoamericano que protege los derechos de millones de trabajadores migrantes, sus familias y obreros de multinacionales en el ámbito de prestaciones económicas, mediante la coordinación de legislaciones nacionales en materia de pensiones, como garantía de la seguridad económica en la vejez, la incapacidad o muerte, protegidos bajo los esquemas de Seguridad Social en diferentes Estados Iberoamericanos.

  Para que se entienda, este, funge como instrumento de coordinación de las legislaciones de Seguridad Social para posibilitar las pensiones en los Estados  Iberoamericanos que ratifiquen y suscriban el Acuerdo de Aplicación, vigente a esta fecha, febrero 2016, en Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Paraguay, Portugal y Uruguay; donde desde mayo del 2011 tiene plenos efectos para las personas que trabajan en uno o varios estados parte del acuerdo, asimismo, sus familiares y beneficiarios derechohabientes, tienen prestaciones económicas por invalides, por vejez, de supervivencia, de accidentes de trabajos y de enfermedades profesionales, según acreditan documentos de la OISS, entidad que realizo el proceso de organización, acuerdo y aplicación del Convenio, ejerce su  secretaria y comité técnico administrativo en Iberoamérica.

  Cuestiones estas ajenas a los cubanos, quienes además, desconocen otras dificultades que entorpecen cualquier deseo de su gobierno para entrar en un acuerdo; como la dualidad monetaria en Cuba, relevante porque cada país aporta al cobro del trabajador el dinero correspondiente a los años que trabajo en su territorio, entonces podemos  preguntarnos, en cuál moneda pagará Cuba, se requiere divisas para ello, y luego, dónde vivirá la persona, porque si se va del país el dinero se va de la caja cubana, sirvan estas interrogantes para entender lo difícil que es de la parte cubana alcanzar  El Convenio Multilateral Iberoamericano de la Seguridad Social.

  Además, es largo el camino porque las Cumbre Iberoamericanas tienen lugar cada dos años, ahora el momento es poco oportuno para una necesidad de los cubanos de a pie, cuando la diplomacia de la isla se centran en las relaciones EE.UU- Cuba y la negociación de la deuda económica cubana con Europa, por ello toca a la población cubana en el exterior abrir un espacio para dar a conocer su necesidad sobre un derecho por reconocer, del que quizás no podrán disfrutar los cubanos que dieron sus mejores años de trabajo al país, personas con 40 años de edad o más, que inician una nueva vida laboral fuera de su terruño sin la certeza de acumular los años mínimos para derecho a jubilación, y a la par, deben reclamar para futuras generaciones un beneficio que quizás no puedan disfrutar. Es una pena, que se siente como la voz  flamenca  de Lola Flores  “Ay pena, penita, pena de mí corazón…”

Convenio_Multilateral_Iberoamericano_de_Seguridad_Social

jgo/redaciónMH,10-06-2016,Madrid.

MH

Un diario online que publicá textos, imágenes y videos de la nación cubana e Iberoamericana.