El Rincón Cubano.

  Al mediodía de ayer, jueves, 7 de febrero en la Plaza de Neptuno de Madrid, se me acercó un joven, quien de forma muy respetuosa y con un acento cubano bien marcado, me saludó y me puso al corriente, de forma breve, en la precaria situación que se encontraba. Caminaba por la ciudad buscando un lugar donde poder dormir esa noche y ofrecer su servicio para trabajar en lo que pudiera para así pagar su estancia. Me escuchó hablar por el móvil y supo que yo también era cubano, por lo que se atrevió a acercarse como un alivio a su soledad.

Por: Oniel Moisés Uriarte Orbeal 

  Me contó que llegó a España diez meses atrás de la mano de una joven de quien se enamoró en la Habana y las cosas salieron mal en la pareja, por lo que hacía dos días tomara la decisión de romper el vinculo sentimental y salir a buscarse la vida. Este joven, un ingeniero mecánico, graduado de Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría de la Habana, se encuentra sin recursos materiales en una ciudad fustigada por el crudo invierno de este año y sin esperanzas de resolver su situación en breve, aun cuando tiene la residencia en España y puede trabajar de forma legal.

  A punto de salir de viaje, lo único que pude hacer por él, fue conectarle con dos personas amigas para que le ayudaran hasta que yo regresara hoy a Madrid. A lo largo del viaje de más de cuatrocientos kilómetros estuvimos en contacto a través del teléfono de uno de mis amigos al que llamara para que le asistiera.

  La situación me hizo sentir mal por no poder hacer más por ese muchacho. Lo vivido en pocas horas me hizo reflexionar acerca de lo desamparados que nos encontramos los cubanos que emigramos a lugares que se convierten en tierra hostil cuando no se cuenta con los recursos materiales necesarios y el imprescindible apoyo sentimental. La necesidad de empezar una nueva vida lejos de nuestras raíces es decisión de cada quien y no por ello se le debe juzgar, es mucho más factible apoyar que sancionar cuando algo no sale bien, de hecho dejar atrás toda una vida es un <NO> ganado de antemano.

  Quienes ya peinamos canas, fuimos formados en la solidaridad inculcada por nuestros familiares y amigos de nuestras familias, quienes predicaban con el ejemplo, compartiendo casi siempre lo poco con sus semejantes, las nuevas generaciones se han ido formando en el divisionismo y la supremacía, del concepto deshumanizado de creer valer por si solos y ser mejores que los otros. No generalizo, aún hay muchos cubanos buenos tanto dentro como fuera de la isla y eso me da esperanzas y enorgullece.

  Siempre he creído que para cada causa existe un efecto y lo pude comprobar al regresar a la capital y recibir la noticia que la Comunidad de Madrid ha resuelto favorablemente la inscripción en el Registro de Asociaciones la entidad que presentáramos hace unos meses atrás que nos constituye como Asociación Cultural El Rincón Cubano en España, proyecto de trabajo que venimos desarrollando desde hace ya muchos años.

  Hoy El Rincón Cubano es ya una realidad, que llega en momentos muy necesarios, cuando como el caso del joven Jorge, están llegando a España en busca de un futuro mejor, razón por la que se pone al servicio de los los cubanos que necesiten nuestro apoyo.

  Como dijera Martí, el más grande de los cubanos, “Patria es humanidad”, perderla no es deshumanizarnos, hagamos de nuestra actitud un ejemplo para las nuevas generaciones, aun estamos a tiempo, por ello y para ello creamos El Rincón Cubano en España, por todos y para el bien de todos.

ou/MH,07-02-2019,Madrid,España.

MH

Un diario online que publicá textos, imágenes y videos de la nación cubana e Iberoamericana.