Alberto Núñez Feijóo visita La Habana para el XI Consejo de Comunidades Gallegas.

Alberto Núñez Feijóo, presidente Xunta de Galicia. (imagen de Internet.)
Alberto Núñez Feijóo, presidente Xunta de Galicia. (imagen de Internet.)

  Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia, instó a la modernidad y a la integración de la juventud en las comunidades gallegas en el exterior, reunidas este viernes y sábado en La Habana para celebrar su XI Consejo, según la agencia española EFE.

  Con motivo del evento, los sones de la Marcha del Antiguo Reino de Galicia se escucharon, la mañana del viernes 27 mayo, frente al antiguo Centro Gallego de La Habana (actualmente Gran Teatro Alicia Alonso ), un emblemático edificio de cubana construido por emigrantes de esa Comunidad y donde en el año 1907 se estrenó el Himno Gallego (“Os pinos”), que hoy volvió a interpretarse.

  Representantes de unas cien comunidades gallegas procedentes de 16 países, principalmente americanos y europeos, participan en este XI Consejo, donde Núñez Feijóo hizo un llamamiento a conjugar galleguidad con modernidad para asegurar la pervivencia de esas entidades.Alberto Núñez Feijóo inaugura oficialmente o XI Consello de Comunidades GalegasAlberto Núñez Feijóo (6 izquierda) inaugura oficialmente o XI Consello de Comunidades Galegas (imagen: Xunta)

  “Si sus herederos, sus hijos y sus nietos no sienten la galleguidad igual que ustedes, no tendremos capacidad para persistir en el siguiente siglo, ni siquiera para acabar este”, advirtió el presidente de la Xunta a los asistentes durante su discurso inaugural.

  Afirmó que la “galleguidad no es algo retórico: es real y está viva” y por ello “es necesario un esfuerzo para integrar en esta hermandad a los sectores más jóvenes, insistiendo en las ideas de galleguidad y modernidad. No están reñidas, sino que son imprescindibles”.

  Un esfuerzo que, a su juicio, debe extenderse hacia la unión de las entidades gallegas que conviven en el mismo espacio territorial.

 La galleguidad que hoy celebramos puede y debe ser una fuerza importante en el mundo que nos toca vivir, agregó Feijóo, quien destacó que Galicia nunca tuvo un imperio “pero todos sus hijos la han llevado consigo a los lugares más lejanos haciéndola presente y actual”.

  El presidente la Xunta hizo especial hincapié en resaltar los lazos históricos y el compromiso de los gallegos con América, un continente donde sus paisanos, dijo, no llegaron para conquistar sino para cooperar y compartir.

  Los gallegos no estamos simplemente en América, los gallegos somos América, señaló Feijóo, quien recordó que mientras otras comunidades “se inclinan por permanecer al margen de las naciones que las reciben, la gallega opta por ser ingrediente de la nación que la recibe”.

  Esos lazos son especialmente “indestructibles” en el caso de Cuba, donde los gallegos, recordó, han tenido presencia en cada eslabón de la historia de la isla, desde sus luchas independentistas, la revolucionaria e incluso como parte de su exilio.

  Núñez Feijóo recordó también la relación que forjaron Manuel Fraga y Fidel Castro -“un gallego de Manatí y otro de Láncara”-, quienes en 1991 iniciaron un “diálogo prometedor” con la visita a Cuba del que fuera presidente de la Xunta, lo que “marcó una pauta que en aquel entonces no todos entendieron”. Y añadió:

  Galicia sirvió de punta de enlace, de lugar común, de lenguaje compartido.

  A la apertura del encuentro gallego en La Habana asistió también la ministra de Justicia del país caribeño, María Ester Reus, quien destacó la voluntad del gobierno cubano de “continuar profundizando en los vínculos entre Galicia y Cuba en esferas de interés común” como la cultura, el intercambio económico y comercial y la inversión. Y añadió la ministra: La Habana siempre tendrá las puertas abiertas para ustedes.

  Procedentes de Cuba, Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Venezuela, México, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suiza, Reino Unido, Francia y Bélgica y de diversas autonomías españolas, las comunidades gallegas analizarán en La Habana sus proyectos y retos y mañana, sábado, clausurarán su reunión, que se celebra en el Centro Gallego de la capital cubana.

  Tras inaugurar la cita, Alberto Núñez Feijóo continuó con la agenda de su segunda visita a Cuba (la primera fue en 2013) y mantuvo una reunión con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla.

  Según datos de la Xunta, más de medio millón de gallegos residen en el extranjero, si bien el 70 por ciento nacieron en la diáspora, es decir, son hijos o nietos de emigrantes.

  En el caso de Cuba hay registrados 30.000 gallegos, aunque de ellos solo 500 son nacidos en esa comunidad autónoma.

EFE/jgo/MH,29-05-2016,Madrid.